Social Network

Select Language

Tiempos electorales en los medios de comunicación.

Tiempos electorales en los medios de comunicación.

TMT / Área de Telecomunicaciones Medios y Tecnología


 

medios y elecciones

El próximo primero de julio se llevarán a cabo en nuestro país elecciones para Presidente de la República, 8 gobernaturas, Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, 500 diputados, 128 senadores, además de elecciones locales para Congresos y Presidencias Municipales en 30 entidades.

El proceso electoral federal comenzó con la etapa de precampañas que duró del 14 de diciembre de 2017 al 11 de febrero de 2018, dando paso a la etapa de campañas que comenzó el 30 de marzo y que concluirá el próximo 27 de junio.

Según datos de la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores, al 9 de febrero se contaba con una lista nominal de 88’311,542 ciudadanos registrados, de los cuales predominan los grupos con rangos de edades entre los 20 y 29 años.

 

ine logo

Estas serán las primeras elecciones federales reguladas por la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales publicada en el Diario Oficial de la Federación el 23 de mayo de 2014, que abrogó el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, y que dio origen a la transformación de la autoridad electoral para ser el Instituto Nacional Electoral, con principios rectores como la legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y publicidad, y que también representó un gasto de recursos por el cambio de carácter.

Dentro de las nuevas disposiciones de la ley electoral, encontramos de manera relevantes las disposiciones para la participación de candidatos independientes, los mecanismos para conformación de coaliciones de partidos políticos, la fiscalización de recursos de los partidos políticos, así como las prerrogativas de los partidos, coaliciones y candidatos independientes respecto el acceso a radio y televisión.

En esta ocasión nos enfocaremos a las prerrogativas de los partidos políticos, coaliciones y candidatos independientes. Por principio de cuentas, se debe saber que el INE es la única autoridad para la administración del tiempo que corresponda al Estado en radio y televisión destinado a sus fines propios y a los de otras autoridades electorales, así como al ejercicio de las prerrogativas y derechos que se otorgan a los actores políticos.

Dentro de los procesos electorales federales, a partir del inicio de las precampañas y hasta el día de la jornada electoral, el INE tiene a su disposición cuarenta y ocho minutos diarios en cada estación de radio y canal de televisión, las transmisiones de mensajes en cada medio se distribuirán dentro del horario de programación comprendido entre las seis y las veinticuatro horas de cada día, y serán distribuidos en dos y hasta tres minutos por cada hora de transmisión en cada estación de radio y canal de televisión. En los horarios comprendidos entre las seis y las doce horas y entre las dieciocho y las veinticuatro horas se utilizarán tres minutos por cada hora; en el horario comprendido después de las doce y hasta antes de las dieciocho horas se utilizarán dos minutos por cada hora. Cabe señalar que, de acuerdo con información del INE, en su catálogo de emisoras cuenta con 1,877 estaciones de radio y 1,234 canales de televisión que se distribuyen en las 32 entidades federativas.

Ahora bien, para la distribución del número de mensajes que se destina a cada partido político, el INE está obligado a otorgar un 30% del total en forma igualitaria, y el 70% restante en proporción al porcentaje de votos obtenidos por cada partido político en la elección para diputados federales inmediata anterior, en el caso de partidos políticos de nuevo registro, tanto nacionales como locales, según sea el caso, participarán solamente en la distribución del 30%.

Respecto a los candidatos independientes y partidos de nuevo registro, sólo tendrán acceso al 30% referido. Por su parte, para las coaliciones, el INE distribuirá un 30% de forma igualitaria, como si se tratara de un solo partido, y del 70% restante proporcional a los votos, cada uno de los partidos coaligados, para estos casos se deberá contar con un convenio de coalición que detalle la distribución de tiempo en cada uno de esos medios para los candidatos de la coalición.

Ahora bien, en números reales, para la etapa de campañas electorales para elección de Presidente que inició el 30 de marzo y que concluye el 27 de junio, el INE pautará en las emisoras de radio y televisión un total 22’959,180 spots en las emisoras de radio y televisión, los cuales se distribuyen de la siguiente manera: 25.1% al PRI, 18.9% al PAN, 11.2% al PRD, 9.3% a MORENA, 8.2% al PVEM, 7.6% a Movimiento Ciudadano, 5.8% a Nueva Alianza, 5.5% a Encuentro Social, 5.1% al PT y el 3% a los candidatos independientes, en este caso, Margarita Zavala.

Cabe destacar que de conformidad con el criterio de la distribución del 70% por el mayor número de escaños obtenidos en la Cámara de Diputados, en la elección federal del 2012 el PRI fue el partido político con mayor obtención de curules con 52, seguidos por el PAN con 38 y el PRD con 22, no habiendo participado en dichas elecciones el partido MORENA que obtuvo su registro en 2014.

En el proceso electoral federal de 2018, contamos con tres coaliciones, la conformada por el PRI, PVEM y Nueva Alianza nombrada “Todos por México”; la integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano de nombre “Por México al Frente”; y la conformada por MORENA, PT y Encuentro Social nombrada “Juntos Haremos Historia”, así como la participación de una sola candidata independiente. Por lo cual, de acuerdo con la información del párrafo anterior, veremos y escucharemos más spots de la coalición “Todos por México” y muy pocos de Margarita Zavala, lo que tal vez parezca una desventaja, sin embargo, así son las reglas que se establecieron en la reforma electoral de 2014.

Cada actor político deberá pagar con los recursos que disponga la producción de los mensajes que se transmitirán en la radio y televisión, y deberán ser sometidos en todos los caso a la aprobación del Comité de Radio y Televisión del INE, quien determinará las pautas respectivas y establecerá para cada mensaje, la estación o canal, así como el día y hora en que deban trasmitirse, las pautas nos son acumulables, ni tampoco podrá transferirse tiempo entre estaciones de radio o canales de televisión, ni entre entidades federativas.

Las principales restricciones que tienen los actores políticos son que no podrán contratar o adquirir, por sí o por terceras personas, tiempos en cualquier modalidad de radio y televisión. Tampoco podrán contratar los dirigentes y afiliados a un partido político, o cualquier ciudadano, para su promoción personal con fines electorales.

Por su parte, los concesionarios de radio y televisión se encuentran obligados a transmitir los mensajes de los actores políticos de conformidad con las pautas de transmisión que les entregue el INE, a través de la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos, respetando el spot y los horarios designados, sin alteración, así como la suspensión o cambio de mensajes mediante oficio que emita dicha Dirección.

En la etapa de campañas los concesionarios deberán suspender la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno de la Ciudad de México, sus delegaciones y cualquier otro ente público, lo único que podrán transmitir serán campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia. En caso de que los concesionarios no cumplan con estas obligaciones, el INE podrá iniciar un procedimiento para la aplicación de sanciones, que van desde la amonestación hasta elevadas multas.

Estas elecciones federales serán las primeras que se llevarán a cabo dentro de la era digital, siendo las redes sociales o aplicaciones móviles como Facebook, Twitter y YouTube fundamentales para la generación de información, transmisión de promocionales y contacto entre los actores políticos y los votantes.

En dichas plataformas digitales el INE no cuenta con facultades de regulación, sin embargo, tomando en consideración su importancia hoy en día, el 28 de febrero el INE firmó un Acuerdo de Cooperación con Facebook, con el propósito de evitar las fake news, así como incentivar el voto mediante la difusión de información electoral de interés público en dicha red social, como la ubicación de casillas, resultados, y la transmisión en vivo de los debates presidenciales, el INE prevé en el corto plazo, celebrar convenios de esta naturaleza con Google y Twitter. Ahora bien, esperemos que este convenio no le generé un gasto mayor al INE y le permita a Facebook acceder a la información almacenada en las bases de datos del padrón electoral, lo cual alarma después del caso de Cambridge Analytica.

De lo anterior, resulta importante precisar de qué manera el INE protege los datos personales de los ciudadanos mexicanos. El padrón electoral es una base de datos que contiene información que la población proporciona al momento de solicitar una Credencial para Votar, entre estos datos se encuentran el nombre, sexo, edad, fecha y lugar de nacimiento, domicilio, tiempo de residencia en el domicilio, ocupación, firma, fotografía, huellas dactilares, así como la CURP.

El INE se encuentra obligado a tratar los datos personales que recaba y genera de los ciudadanos de manera confidencial, de conformidad con la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, y la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, siendo utilizados y tratados exclusivamente para llevar a cabo los trámites de inscripción, actualización y trabajos de depuración del padrón electoral, expedición de la Credencial para Votar e incorporación en la lista nominal de electores, por lo cual deberán ser usados únicamente para dichas finalidades, sin que en ningún momento se transfieran a terceros. Los datos más sensibles en posesión del INE son el nombre, firma y huellas dactilares.

Los miembros de los Consejos General, Locales y Distritales, así como de las comisiones de vigilancia del INE podrán tener acceso a la información que conforma el padrón electoral, exclusivamente para el cumplimiento de sus funciones y no podrán darle o destinarla a finalidad u objeto distinto al de la revisión del padrón electoral y las listas nominales en términos de los Lineamientos para el acceso, verificación y entrega de los datos personales en posesión del Registro Federal de Electores por los integrantes de los Consejos General, Locales y Distritales, las Comisiones de Vigilancia del Registro Federal de Electores y los Organismos Públicos Locales.

Ahora bien, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales no establece mecanismos para llevar a cabo reclamaciones por parte de los ciudadanos que se vean vulnerados por el mal uso de los datos personales o entrega de información a terceros por parte del INE, por lo que será necesario someterse a las autoridades y procedimientos establecidos en la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados.

Estas serán unas elecciones de gran relevancia para nuestro país, por lo que las personas que decidan ejercer su voto deberán realizarlo de manera informada, haciendo uso adecuado de la información que se publica o transmite en los medios de comunicación y por las plataformas digitales, haciendo uso de las herramientas tecnológicas de manera responsable.