Social Network

Select Language

Hospitales y Expedientes Clínicos.
¿Para qué necesito un consentimiento válidamente informado?

Hospitales y Expedientes Clínicos. ¿Para qué necesito un consentimiento válidamente informado?

 

Por Miguel Gallardo Guerra y Javier Pérez Moreno / Compliance

 

Consentimiento válidamente informadoSe ha incrementado de manera considerable el número de pacientes que ha presentado denuncias en contra de Hospitales y médicos debido a que, en muchas ocasiones, consideran que la atención médica fue deficiente o, incluso, que pudieron haber sido víctimas de una mal praxis. Lo anterior revela la importancia sobre la necesidad de que el cuerpo médico de los Hospitales se integre por doctores debidamente capacitados que conozcan tanto los requisitos legales inherentes a su profesión, como los requisitos que les imponen dichos Hospitales.

Por lo tanto, es fundamental que los Hospitales cuenten con Expedientes Clínicos de sus pacientes, los cuales deberán integrarse de manera óptima e incluir los Consentimientos Válidamente Informados que sean necesarios.

¿Qué es un Consentimiento Válidamente Informado?

Para que el paciente se encuentre en posibilidades de tomar una decisión adecuada sobre su salud y los tratamientos relacionados con la misma, el médico deberá informarle, en un lenguaje claro, comprensible y de forma íntegra y oportuna, su estado de salud, las diferentes alternativas de tratamiento que existen y los beneficios y riesgos que implica, de tal forma que el paciente asuma los riesgos y las consecuencias de llevar o no a cabo el tratamiento.

En el derecho sanitario mexicano existen varias definiciones del Consentimiento Válidamente Informado, las cuales dependen de su campo de aplicación; sin embargo, podemos definir dicho termino como el acuerdo de voluntades a través del cual el paciente o, en su caso, su representante legal o tutor, libre de coacción y plenamente informado sobre los riesgos y beneficios inherentes o asociados a un procedimiento médico o quirúrgico y con fines de diagnóstico, terapéuticos o de rehabilitación, autoriza o no al médico para que éste le practique el tratamiento propuesto. Es importante señalar que en ningún caso el consentimiento informado podrá incluir o garantizar el resultado de dicho tratamiento, debido a su naturaleza eventual.

Dicho lo anterior, el consentimiento informado es un documento a través del cual se plasma el deber que tiene el médico de informar lo expuesto en el párrafo anterior y la aceptación o no del paciente para que el médico realice determinado tratamiento el cual además nos servirá como un medio probatorio.

¿Para qué necesito un Consentimiento Válidamente Informado?

La NOM-004-SSA3-2012 del Expediente Clínico señala los eventos mínimos ante los cuales se deberá contar con un Consentimiento Válidamente Informado, como por ejemplo el ingreso hospitalario, procedimientos de cirugía mayor, trasplantes, entre otros. Sin embargo, debido al avance constante de la medicina y la tecnología, es importante que los Hospitales cuenten con una serie de Consentimientos Válidamente Informados que prevean todos los casos en que sea absolutamente necesario contar con éstos.

¿Cuáles son las excepciones?

El Artículo 81 del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención Médica señala que en caso que existiera una urgencia real y que su demora pudiera resultar en riesgo de muerte o lesiones irreversibles y no fuera posible que el paciente otorgara su autorización a través del Consentimiento Válidamente Informado, ni se encontrara presente algún familiar, tutor o representante legal, los médicos que autorice el Hospital deberán valorar el caso y, con el acuerdo de por lo menos dos de ellos, podrán llevar a cabo el procedimiento terapéutico que se requiera, y dejarán constancia por escrito de dicha situación en el expediente clínico.

¿Se puede revocable?

Es importante mencionar que el otorgamiento de un Consentimiento Válidamente Informado podrá revocarse sin necesidad de explicación alguna siempre y cuando no haya iniciado el procedimiento para el cual se hubiera otorgado. Asimismo, la revocación deberá realizarse una vez que se tenga conocimiento de las consecuencias que implica el abandono del tratamiento, sobre el cual también deberá obtenerse un Consentimiento Válidamente Informado.

¿Cuáles son las Consecuencias de no obtener el Consentimiento Válidamente Informado?

Existen varios motivos por los cuales pudiera no obtenerse el Consentimiento Válidamente Informado. Éstos son objeto de diversas sanciones de naturaleza administrativa, civil o penal.

En el supuesto que se practicara una intervención quirúrgica que pudiera poner en riesgo la vida o integridad física del paciente y no se hubiera obtenido el Consentimiento Válidamente Informado para la realización de dicha intervención, a causa de alguna omisión, falta de formato, u otras circunstancias justificables, el Artículo 247 del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención Médica prevé la imposición de una multa al Hospital, la cual podrá oscilar entre doscientos a quinientas veces el salario mínimo general diario vigente.

En el ámbito civil, un paciente podrá demandar el pago de daños y perjuicios cuando un médico haya practicado una intervención quirúrgica sin su consentimiento, siempre y cuando el paciente demuestre la causalidad entre la no obtención del Consentimiento Válidamente Informado y la existencia de dichos daños y perjuicios.

Asimismo, el Código Penal Federal prevé una serie de delitos contra la vida y la integridad corporal, los cuales pudieran llegar a configurarse en caso de que no se pruebe lo contrario.

Por otro lado, es necesario tomar en cuenta que derivado del sentido de la sentencia que dictó la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 5 de noviembre de 2014 (amparo en revisión 584/2013), se puede llegar a considerar que un Hospital es responsable solidario respecto de los actos u omisiones que realicen los doctores dentro de sus instalaciones, ya sean contratados directamente por el Hospital o no.

¿El Consentimiento Válidamente Informado es un documento confidencial?

De acuerdo a la NOM-004-SSA3-2012 del Expediente Clínico, el Consentimiento Válidamente Informado es considerado como un documento que forma parte del expediente clínico por lo cual deberá ser tratado de manera confidencial y solo podrá ser dado a conocer a terceros previa orden dictada por una autoridad competente o, en su caso, a la CONAMED.

Adicionalmente, debemos tener en cuenta que el Expediente Clínico y el Consentimiento Válidamente Informado que debe formar parte del mismo, están sujetos a las disposiciones vigentes relativas a la protección de datos personales, por lo que tanto médicos como Hospitales deben cumplir con los deberes de seguridad y confidencialidad, y con los principios relativos al tratamiento de este tipo de información, que en el caso concreto y como es evidente, incluye datos personales considerados como sensibles.

Conclusiones

De acuerdo con lo anterior, el Consentimiento Válidamente Informado es un documento fundamental en la relación médico-paciente, por lo cual es muy importante que los Hospitales cuenten con los consentimientos necesarios, los cuales deberán estructurarse de manera adecuada, ya que mediante éstos se legitima el acto médico con base en el principio de autonomía del paciente. Recordemos que el Consentimiento Válidamente Informado, en caso de alguna disputa, servirá como prueba.

Asimismo, es muy importante señalar que por ningún motivo el Consentimiento Válidamente Informado excluye la responsabilidad del médico de existir alguna actuación negligente por parte de éste o del Hospital.

De igual forma, se recomienda que los hospitales y los médicos cuenten con una póliza de seguro de responsabilidad civil que cubra cualquier imprevisto que pudiera surgir.